La silicosis es una de las enfermedades respiratorias de origen laboral más comunes en nuestro entorno.

Se trata de una enfermedad intersticial difusa que es causada por inhalar sílice cristalina (SiO2). Se caracteriza por una respuesta fibrótica del parénquima pulmonar y forma parte de las neumoconiosis o enfermedades pulmonares causadas por inhalación de polvo mineral.

El sílice es un cristal común que se presenta naturalmente. Se encuentra en la mayoría de los lechos rocosos y forma polvo durante el trabajo con minería, la explotación de canteras, la construcción de túneles y al trabajar con ciertos minerales metálicos. El sílice es un componente principal de la arena, por lo que las personas que trabajan con vidrio y chorreado de arena también están expuestas a este elemento.

Tipos de silicosis que pueden darse:

  • Silicosis crónica, la cual resulta de la exposición prolongada (más de 20 años) a bajas cantidades de polvo de sílice. Este polvo causa inflamación en los pulmones y ganglios linfáticos del tórax. Esta enfermedad puede hacer que las personas tengan dificultad para respirar y es la forma más común de silicosis.
  • Silicosis acelerada, se da tras estar expuesto a cantidades mayores de sílice en un período más corto (5 a 15 años). La inflamación de los pulmones y los síntomas suceden más rápido que en la silicosis simple.
  • Silicosis aguda, se produce cuando se está expuesto a cantidades muy grandes de sílice durante corto tiempo. Los pulmones se inflaman bastante y se pueden llenar de líquido, lo que causa una dificultad respiratoria grave y una baja de los niveles de oxígeno en la sangre.

Principales ocupaciones con exposición a sílice cristalina

  • Excavaciones en minas, túneles, canteras, galerías
  • Tallado y pulido de rocas silíceas, canterías
  • Trabajos en seco, de trituración, tamizado y manipulación de minerales y rocas
  • Fabricación de carborundo, vidrio, porcelana, loza y otros productos cerámicos, fabricación y manutención de abrasivos y de polvos detergentes
  • Trabajos de desmolde, desbardado y desarenado en las fundiciones
  • Trabajos con muelas (pulido, afinado) que contengan sílice libre
  • Trabajos en chorro de arena y esmeril
  • Industria cerámica
  • Manipulación de aglomerados de cuarzo y piedra ornamental
  • Protésicos dentales

Es muy importante llevar a cabo una detección temprana y concienciarnos de llevar a cabo una correcta prevención de riesgos laborales en todos los puestos de trabajo, expuestos o no a sílice.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *